Liposucción-Lipoescultura

 

 

Si usted es una persona sin problemas de sobrepeso pero tiene en algunas zonas de su cuerpo acumulaciones de tejido graso no deseado, que no desaparecen con la dieta o el ejercicio, existe un procedimiento médico idóneo para mejorar su figura: la liposucción, también conocida como lipoescultura. Este tratamiento se puede aplicar con eficacia en diversas regiones: abdomen, cintura, caderas, muslos, nalgas, rodillas, tobillos,  brazos, axilas, cuello y mejillas. Es la técnica de cirugía estética mas frecuentemente realizada.

 

¿Quiénes pueden hacerse una liposucción?

La liposucción es utilizada por personas de ambos sexos, se puede realizar casi a cualquier edad, pero los resultados son mejores en aquella personas cuya piel no ha perdido su elasticidad natural y se puede moldear  sobre los contornos modificados. En personas mayores de edad, no tiene la misma efectividad, ya que la piel puede presentar irregularidades en las zonas tratadas. es importante aclarar que la liposucción no es un sustituto de la dieta o el ejercicio, y que no se trata de un procedimiento eficaz contra la celulitis. Para solucionar este tipo de problemas se deben considerar tratamientos alternativos. Es frecuente entre los hombres su utilización para eliminar la grasa acumulada alrededor del abdomen y los flancos o el exceso de tejido adiposo en la zona mamaria (ginecomastia). Cada persona, debido a sus características individuales, alcanza resultados diferentes a través de este método. 

 

 ¿Los resultados son permanentes?

Generalmente, los resultados son permanentes, siempre que usted no aumente de peso. Inclusive si se da un moderado aumento, la grasa se distribuirá en el cuerpo de manera uniforme, sin acumularse especialmente en la zona operada. Los resultados finales se aprecian después de varios meses, una vez que la piel se adapta y desaparece la hinchazón o edema.

 

¿Cómo debo prepararme?

En una consulta previa su cirujano evaluará los pasos a seguir de acuerdo a sus expectativas, sus necesidades, su historial médico y su estado de salud actual. La aspirina y otras drogas anticoagulantes deben dejarse de tomar en un lapso de tiempo anterior a la cirugía. Informe a su médico acerca de sus hábitos y problemas de salud, ya que algunos de ellos, como el tabaquismo  y la hipertensión pueden influir en su evolución posterior. Su cirujano le dará indicaciones previas adicionales y le informará acerca de los riesgos y las posibilidades de complicaciones.

 

¿Es necesaria anestesia general?

De acuerdo al tamaño de la zona a tratar, se utiliza anestesia general o local con sedación. En el primer caso el paciente está dormido, en el segundo está relajado y no siente dolor. Su cirujano plástico evaluará cual es el mejor procedimiento para alcanzar los resultados que usted desea.

 

 

¿Cómo se realiza la liposucción?

Es un procedimiento quirúrgico que permite extraer la grasa corporal no deseada. Para lograrlo se inserta en la zona a tratar un tubo de pequeño diámetro llamado cánula  que, por medio de una bomba de vacío, extrae el exceso de tejido graso. La cánula se introduce a través de pequeñas incisiones de 3 o 4 milímetros de longitud, que se realizan de la manera más discreta posible. Al finalizar la operación, se coloca un vendaje o malla compresiva que previene las hemorragias e inmoviliza la zona. Se puede realizar en varias áreas del cuerpo a la vez y también puede combinarse simultáneamente con otros tratamientos de cirugía plástica. Se trata de una técnica confiable, siempre que sea realizada por especialistas competentes. Es frecuente que quienes realizan una liposucción sientan luego una mayor armonía con su propio cuerpo y en relación con las otras personas.

 

¿Cómo es la recuperación?

Su liposucción puede hacerse en un sanatorio o en un centro de cirugía ambulatoria, nunca en un consultorio. Usualmente la operación dura entre tres y cuatro horas. Gracias al pequeño tamaño de las incisiones y a la inmovilización lograda a través del vendaje compresivo, no hay casi dolor. En muchos casos la cirugía es ambulatoria de inmediato, pero si se realizó bajo anestesia general se debe guardar reposo relativo por 24 horas.  Si se retira en el día, eventualmente, puede necesitar que alguien lo lleve a su casa y lo acompañe, al menos, la primera noche. El tiempo de recuperación varía según el paciente, pero en pocos días se puede retornar al trabajo. En una o dos semanas puede retomar la mayoría de sus actividades normales, y luego, comenzar con ejercicios físicos controlados. No se deben hacer esfuerzos intensos durante aproximadamente un mes. Durante los primeros siete días deberá llevar las 24 horas un vendaje compresivo, y las dos o tres semanas siguientes lo utilizará exclusivamente de día para ayudar a la retracción de la piel y disminuir la hinchazón o edema.  Durante ese lapso es preferible evitar el sol. El éxito de la intervención dependerá de que usted siga de manera estricta las indicaciones de su cirujano plástico. Anualmente se realizan miles de liposucciones exitosas en todo el mundo, sin embargo, ningún procedimiento médico está exento de riesgos y complicaciones. Su cirujano lo informará respecto del tema.